Warning!
This copy of Website Builder is licensed for another domain!

Was it working good before? If you just parked an additional domain to this website,
maybe this is the problem - please go to website builder again and update your license with the new domain
- or contact your website builder provider

REFLEXION
REFLEXION
   
 
News & Updates

Archive
 
La Batalla Entre el Bien y el Mal


"LA BATALLA ENTRE EL BIEN Y EL MAL"

"La lucha por la perfección es una manera de calificar para inmunidad extraespecial, no solamente en este mundo, sino en otros por venir". - Ernesto Becker

****

El bien, en toda cultura, se asocia con la eternidad. Puesto que la vida eterna, perdurable, es nuestro último deseo, únicamente tiene sentido que viniéramos a asociarla con el bien último. Aspiramos a ser buenos porque aspiramos a llegar a ser parte de la eternidad. El mal, siendo lo opuesto del bien, se asocia con lo trascendente, con lo terrenal, con la enfermedad, con la decadencia y con la muerte, en otras palabras, con todas las cosas que deseamos sobreponer o superar. En toda sociedad la batalla entre el bien y el mal es la batalla entre la mortalidad y la inmortalidad. La bondad es el arma máxima con que cuenta la humanidad en su lucha para sobreponerse a la naturaleza y a los límites impuestos por ella. El final de la naturaleza es un recordatorio desagradable de nuestra precaria existencia. No es extraño, entonces, que para tanta historia de la humanidad hemos visto la naturaleza con un sentido de miedo, de pavor y hemos venido a ver en la naturaleza toda suerte de fuerzas del mal amenazándonos con transmitirnos ese mal.

La naturaleza en su trascendencia, en su limitación, llega a ser algo a lo cual hay que sobreponerse, hay que derrotar. Llega a ser el enemigo. Como resultado, la batalla entre el bien y el mal y la batalla entre el hombre y la naturaleza han llegado a significar la misma cosa. Llevado a su extremo, entonces, el último triunfo del bien sobre el mal llega a ser la conquista completa y total de este mundo terrenal. Para purificarnos y prepararnos para el infinito debemos, por necesidad, aniquilar o destruir todo vestigio de lo finito.. Así que rompemos o desgarramos todo lo que esté a nuestro alrededor., devorando a nuestros semejantes y a todos los tesoros de la Tierra, todo en el nombre de hacer el bien, de acabar con el mal del mundo. La bondad llega a ser una máscara de nihilismo. Es como si estuviéramos determinados a destruir todo último recuerdo del mundo finito, con la esperanza de liberarnos a nosotros mismos del doloroso conocimiento de nuestra propia naturaleza temporal. La moralidad es la carroza de la humanidad para ir al cielo. Deja detrás de ella una tempestad de polvo y destrucción.

Nuestras cosmologías no son tanto una representación de la naturaleza como una repudiación de ella. La verdad es que toda cosmología es una expresión del deseo abrumador de negar todo lo que está vivo y es finito. Eso es porque la manera como venimos a ver la naturaleza está bastante influida por nuestras necesidades psicológicas, y estas necesidades conspiran contra la naturaleza. Buscamos la inmortalidad mientras que la naturaleza es mortal. Luchamos por autoenclaustramiento mientras que la naturaleza está hecha de relaciones. Preferimos la distancia mientras que la naturaleza es participatoria.


"Toda moralidad fundamentalmente es un asunto de poder; el poder del organismo para continuar existiendo a través de la búsqueda de la pureza sobrehumana".

Los conceptos de la naturaleza no la revelan tanto como nuestros compulsivos deseos para escapar de sus controles. Conocemos la naturaleza por la forma como interactuamos con ella y lo hacemos para apropiarnos de ella. Por lo tanto, las cosmologías nos dicen más acerca de cómo las personas está "usando" la naturaleza que lo que ellas nos dicen acerca de la naturaleza en sí misma.

Paz y amor,

Solimán



Sign My Guestbook Get your own FREE Guestbook from htmlGEAR View My Guestbook

Musica cortesia de: Yanni
   
Guaranteed Top 10 Search Rankings
Chistian Online Advertising